De vuelta!!!!!!

Cómo ha pasado el tiempo. Exactamente hace dos años publiqué mi último post. Revisando los comentarios, muchos me preguntaban por qué dejé de escribir. Las razones son muchas: la falta de tiempo, el trabajo, la vida familiar (tuve una relación de la que nació la luz de mis ojos: Ursulita que hoy tiene un año y medio) y también debo reconocer que la diabetes me ha tenido a puro amor y odio.

Ella es Ursulita. En esta foto de un año cuatro meses.

Otro de los motivos tuvo que ver con mi peso. Se veía mal que una persona que tiene un blog de nutrición y que da consejos de cómo llevar una alimentación sana, no dé el ejemplo. Les cuento que poco antes de embarazarme ya tenía sobrepeso (mido 1.61 cm y pesaba 65 k). En el proceso subí 15 kilos (llegué a 80 k). El mismo día que nació mi hija, perdí 10 (la mayor parte de líquido porque tenía polihidramnios que no es otra cosa que exceso de líquido amniótico. Todo por mi diabetes).

Con 7 meses de embarazo en mi baby shower.

El caso es que llegué a casa con 5 kilos de más, los que me parecían fáciles de bajar. No sabía lo que se me venía. Perder peso implica constancia, pero por sobre todo tiempo, tiempo que ya no tenía. Mi prioridad desde ese minuto fue hacerme cargo de un ser indefenso pero demandante. No tenía un minuto para mi, para cocinarme, comer a mis horas, hacer ejercicio, medir porciones y comprar en la feria alimentos frescos. Así el supermercado con sus tentaciones y frutas y verduras congeladas, se transformó en mi opción. Y los pocos minutos que tenía, los ocupaba bañándome o durmiendo, esas eran mis necesidades básicas y exclusivas a esas alturas.

Cuento corto. Hoy a un año y medio de la llegada de Ursulita, tengo 13 kilos de más. Muchos se sorprenden de que sea tanto pero saber esconderlos no significa que no estén. Los que me conocen saben que soy impaciente y quiero soluciones rápidas. Lamentablemente tenía que internalizar todo lo que había aprendido estos años como paciente y bloguera. Y acá estoy. Reordenando mi dieta, incrementando la actividad física y en definitiva, dándome tiempo, el mismo que pedí hace dos años.

Iré de a poco poniéndome al día contándoles qué ha pasado en estos 24 meses en cuanto a dietas, medicamentos, tratamientos, intervenciones, políticas públicas y estudios relacionados con la nutrición. También habrá un espacio para anécdotas que he ido acumulando.

Finalmente, me pone contenta un pequeño pero significativo paso: Come Más Come Mejor dejó de ser un blog para convertirse en una web. La idea es poder entregar material de manera más didáctica y que sea más interactivo. Estoy aprendiendo cómo manejar esta nueva plataforma, así que se vienen cambios en el contenido y estética.

Un abrazo a todos y ahora sí, nos estamos leyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s