Snack al paso ¿caer en la tentación?

En la zona central de Chile, el termómetro ha comenzado a subir. Es fácil deshidratarse y confundir esa sensación con hambre. Y también es habitual que tengamos ganas de comer algo fresco y refrescante. Es por eso que les va tan bien, en estas fechas, a los vendedores ambulantes que diversifican sus productos respondiendo a esa necesidad.
En las últimas semanas me he estado fijando como ha variado la oferta de alimentos que se comercializan en las esquinas, afuera del metro, en las calles más concurridas y en los semáforos donde se arma taco. Hoy lo que más se vende es el agua mineral con y sin gas, las gaseosas y los helados, pero también algunos se atreven a vender fruta lista para servir; una suerte de mix de melón, sandía, piña y frutillas.
Otras opciones más clásicas pero siempre veraniegas son los productos que se venden en la playa pero que hoy es posible encontrar en cualquier esquina de la ciudad, como por ejemplo, barquillos, palmeras, pan de huevo y churros rellenos con manjar con o sin chocolate a tentadores precios.
Nada de esto es muy saludable ya que es alto en calorías, grasas y azúcares.Acá no podemos pedir los famosos sellos de la ley de etiquetado nutricional porque se trata de alimentos no industriales, es decir, envasados por los propios vendedores.
Pero hagamos el ejercicio de detenernos un momento en la fruta pensando en que se trata de algo casi inocuo. La verdad es que en sí mismo el citado mix no es malo. Al parecer, se trata de fruta cortada en un vaso plástico transparente listo para servir con un tenedor. No contiene azúcar ni aditivos. Si confiamos en que ello fue envasado cuidando la debida higiene (lavado de manos y de la fruta), podría ser una buena opción de snack. Si son de los que desconfían de la manipulación de los productos callejeros como yo, mejor no hagan el intento porque el solo pensarlo les garantizará una gastritis.
Siempre lo mejor será andar con nuestros propios snack, lo que nos permitirá ahorrar, controlar las porciones y no tentarnos. Lo mismo corre para evitar probar tentaciones playeras. Ahora si derechamente vamos a la playa, en años anteriores les he comentado tips para probar colaciones en forma inteligente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s