Embarazo, actividad física y peso corporal

Por años se consideró que las embarazadas debían guardar absoluto reposo para garantizar que este proceso llegara a buen término. Hoy sabemos que la actividad física es esencial tanto para la madre como para el niño y que estar embarazada no significa “estar enferma”.

Para probar esta premisa, profesores de la Universidad de California, en San Francisco, analizaron el estado nutricional de mujeres con distintos meses de embarazo y otras que recientemente habían dado a luz, midiendo el desgaste energético y sus efectos en la salud.
Los especialistas analizaron cuatro estudios aleatorios publicados entre enero del 200 y diciembre de 2011 que relacionaban estas variables. Estas pruebas contemplaron un universo de 681 mujeres, de las cuales 11 fueron incluidas en la investigación (7 embarazadas y 4 en etapa de puerperio).

En promedio, las mujeres embarazadas de los grupos de intervención a las que se alentó a realizar actividad física regular y tener una alimentación saludable, presentaron casi un kilo menos que aquellas que habían sido sedentarias. En el caso de aquellas que habían dado a luz, se constató que presentaban casi dos kilos menos que las que estuvieron en el grupo de control.

Más allá de kilos, lo interesante de este estudio es que se pudo comprobar que aquellas que se habían ejercitado tenían un parto más expedito, y las que ya habían pasado por él, podían acelerar la pérdida de peso post embarazo. Ambas condiciones: vivir un mejor parto y bajar kilos luego de dar a luz, también se vinculaban con una mejor salud cardiovascular de las madres.

En el caso de los niños, las noticias también son positivas, puesto que las mujeres que realizan algún tipo de actividad después de los tres meses de gestación bajo supervisión médica -como son las caminatas, la natación o andar en bicicletamejoraban su estado de salud y en consecuencia, los menores se formaban en mejores condiciones, particularmente inmunológicas. De hecho, se podría decir que una embarazada sedentaria podría ser considerada una potencial “incubadora enferma”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s