No al tabaco y la excusa del peso

Hace algunos días, el influyente The Economist destacó la reciente ley publicada por nuestro país que restringe los espacios para fumar. Todos sabemos que fumar es dañino para la salud, aunque muchos tengan como excusa para dejar de hacerlo, el hecho que cuando nos privamos del tabaco, tendemos a ganar peso.
Si hacemos una encuesta la mayoría de las personas que se han vuelto ex fumadores reconocerán haber engordado. Se argumenta que el tabaco nos hace controlar la ansiedad y por eso comemos menos. Pero la verdad que es posible encontrar estudios que avalan esta teoría y otros que la desmienten.
Independiente de aquello, me inclino por pensar positivo, es decir, si vamos progresivamente limpiando nuestro cuerpo de nicotina, podremos comenzar a respirar mejor y gozar realmente de la vida. Tal vez tengamos más apetito y engordemos, pero ¿por qué no aprovechar ese exceso de nuevas energías para ejercitarnos?
Si respiramos mejor podemos jugar los 90 minutos de ese partido de fútbol que no podíamos, o correr una carrera, y por qué no una maratón?
Quiero recomendarles un link de una campaña iniciada por la Comisión Europea en colaboración con el FC Barcelona que pretende motivar a los fumadores a dejar esta conducta. ¿Cómo? La campaña “Los ex fumadores no abandonan” promociona una aplicación gratuita descargable en smartphone que entrega tips para alcanzar este objetivo.
Tal y como existen aplicaciones para comer sano, ésta nos enseña a controlar la ansiedad y a llevar un registro de nuestros progresos. Asimismo el sistema nos envía información a nuestro correo electrónico, de manera de representar una ayuda constante.
De acuerdo a la página de la campaña, un 30% de las personas que han comenzado a utilizar la aplicación denominada iCoach han dejado de fumar. De hecho en Europa, se calcula que 300 mil personas se han beneficiado con estas técnicas.
Nada se pierde con probar no?

2 comentarios sobre “No al tabaco y la excusa del peso

  1. Un ex-fumador me dijo que lo que sucede es que cuando dejas de fumar, recuperas el sentido del gusto y vuelves a sentir el sabor de los alimentos, todo sabe más rico y lo disfrutas más. Cuando fumas todo sabe a colilla mojada, por eso los fumadores comerían menos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s