Sedentarismo y obesidad: ¿el huevo o la gallina?

Durante años se ha estudiado la relación que existe entre el sedentarismo y la obesidad, entendiendo que la primera provoca la segunda. No obstante, hace algunos días se publicó en la revista The Obesity un estudio que analiza esta correlación a la inversa, es decir, cómo el ser inactivos nos puede hacer obesos.
Científicos de la Brigham Young University analizaron a través de acelerómetros cuánto en realidad se mueven las personas, considerando que un 30% de la población norteamericana se declara medianamente activa.
Luego de medir los registros de este aparato a 254 voluntarias, de las cuales 124 eran obesas, que los habían utilizado todos los días de una semana, y luego de otra de descanso, siguieron usándolos por 20 meses sin parar; se descubrió que sólo entre un 5 y un 7% de la población es activa (se ejercita al menos 30 minutos por días).
Además se comprobó que las mujeres obesas disminuyeron en un 8% su nivel de desgaste energético en 20 meses mientras que aquellas que tenían un peso normal no se observaron variaciones en cuanto al ejercicio y su influencia en el peso corporal.
Si bien este resultado puede ser modesto, la importancia es uno de los pocos estudios que revisa el fenómeno de la obesidad desde otro enfoque. Es más sus autores señalan que se pudo comprobar que muchas veces las personas con un alto Índice de Masa Corporal (IMC) desean hacerse activos pero su peso se los impide puesto que se agotan con demasiada facilidad. Asimismo, desde un punto de vista sicológico, socialmente no se fomenta el deporte en personas derechamente obesas, no así en aquellos que presentan sobrepeso.
Comenzar a moverse no es fácil para nadie, sobre todo, si se espera ver resultados en el corto plazo. Creo que eso de buscar qué fue primero: el sedentarismo o la obesidad, no tiene caso. Pienso que son fenómenos que se retroalimentan, por eso romper este círculo vicioso es tan complejo. 
¿Cambiar la alimentación? o ¿ponerse en movimiento? Ambas cosas. No vale pensar en una como el primer escalón para alcanzar la segunda. Si lo hacemos sólo nos engañaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s