Menos calorías, igual obesidad

Hace algunas semanas se dio a conocer un estudio que tiene a los investigadores norteamericanos buscando explicaciones. La pregunta es ¿cómo se explica que el consumo de calorías esté disminuyendo entre esta población y la obesidad siga creciendo?
Sabemos que las calorías han sido por años el criterio que se utiliza para calificar a un alimentos como saludable o dañino. A más calorías por porción, más negativo es ese alimento. Sin embargo, también hemos comentado que las calorías no lo son todo. Tanto como ellas influye la composición de los alimentos: si estamos hablando de proteínas, grasas o hidratos de carbono.
Para registrar una baja de peso sostenida en una población se requieren múltiples enfoques, y Estados Unidos ha sido un ejemplo de aquello. Desde 1980 y en los últimos 10 años, especialmente, se han multiplicado las estrategias saludables enfocadas en una alimentación sana y el ejercicio regular. ¿Estas intervenciones estarán dando resultados? Al parecer en lo que dice a relación a la concientización del consumo de calorías, sí.
En la revista American Journal of Clínical Nutrition apareció publicada una investigación que analizó los datos de 8 encuestas naciones relacionadas con la nutrición de la población norteamericana entre 20 y 74 años, entre los años 1970 al 2010. Ella contempló una muestra de 64 mil individuos y en virtud de esos datos se pudieron obtener las siguientes conclusiones:
  • En promedio, el consumo de calorías se incrementó 314 calorías entre 1971 y 2003 para luego descender 74 calorías entre el 2003 y el 2010
  • Alrededor del 35% de las mujeres adultas norteamericanas son obesas y ese porcentaje se ha mantenido estable desde 1999
  • Para mí, ésta es la madre del cordero: sedentarismo
  • En el caso de los hombres, la obesidad ha aumentado de un 27% a un 35% entre 1999 y 2013
Mi impresión es que la disminución de las calorías es marginal. 74 calorías es poco, pero si se mantiene la tendencia, con el paso de los años esta reducción podría comenzar a influir sobre el peso corporal.

Sin lugar a dudas, también la falta de ejercicio regular es lo que no permite observar una disminución de la obesidad. Si esas 74 calorías menos se vieran influida por un mayor desgaste energético, las cosas podrían comenzar a cambiar. Pero sea como sea, estos cambios requerirán tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s