Deporte y anuncios poco saludables

En las olimpiadas pasadas fuimos testigos de la influencia del marketing de la industria alimentaria. Puede parecernos contradictorio, pero productos altos en sal, grasa y azúcar auspician distintos deportes. Pero, ¿esta relación puede afectar tanto el consumo de aquellos que practican y observan prácticas relacionadas con el fútbol o el tenis? y ¿los gestores deportivos están conscientes del mensaje negativo que puede estar provocar tal alianza?
Responder estas preguntas fue el objetivo de un estudio realizado en Nueva Zelanda. Especialistas del departamento de salud pública de la Universidad de Otago hicieron una revisión de 308 sitios web de carácter nacional y regional de diversos clubes entre noviembre y diciembre de 2010, identificando los auspicios relacionados con alimentos y bebidas. Tal propaganda fue analizada y caratulada como “saludable” y “no saludable” luego de revisarse los volúmenes de macronutrientes como proteínas, hidratos de carbono (azúcares) y grasas, y otros micronutrientes como la fibra. 
Luego, entre agosto y noviembre de 2010, se entrevistó a 18 representantes de estas entidades deportivas, a quienes se les consultó por sus patrocinadores y si les preocupaba que los hinchas mal interpretaran los fondos que les entregan anunciantes que fabrican productos nocivos para la salud, por ejemplo, que una marca de comida rápida sea el ícono principal en las poleras de los jugadores o que cada vez que el club realiza un evento, una compañía de bebida cola regale refrescos a los asistentes.
“Es inevitable”
Uno de los datos más significativos fue la gran cantidad de auspiciadores que poseen diversas organizaciones deportivas, dentro de las cuales destacan aquellas vinculadas al rugby, hockey y básquetol. Las cadenas de comida rápida y restaurantes son aquellos que más figuran en banner y animaciones. 
Lo segundo es que la mayor parte de los representantes de los clubes reconoció que la compañías de alimentos y bebidas no saludables son quienes entregan mayor cantidad de fondos, por lo que recibir tal aporte se hace inevitable. A su vez, los mismos consultados admitieron que preferirían contar con anunciantes de productos saludables (frutas, lácteos descremados, ensaladas, cereales saludables, jugos naturales de frutas, etc) que les permitirían reafirmar el mensaje: “actividad física y una alimentación sana son la clave”.
Otro de los comentarios frecuentes fue el reconocer que los astros deportivos ejercen una fuerte influencia sobre los menores de edad, por lo que si las disciplinas que practican estos atletas se vinculan con comida chatarra, la situación termina siendo perjudicial para la población infantil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s