De normal a sobrepeso

Los primeros días de enero de 2013 se dio a conocer una noticia que podría revolucionar el mundo nutricional: un matemático estudió el Índice de Masa Corporal (IMC) determinando graves problemas en la fórmula, por lo que hizo una corrección dando lugar a un nuevo algoritmo.
Qué creen que hice apenas supe la noticia. Sí, antes de leer en profundidad, busqué una calculadora para probar con mis datos. La hallé y adivinen. Ahora casi tengo sobrepeso. Según el IMC tradicional soy normal y ahora este instrumento me dice que soy más pesada de lo que creía.
Vamos con calma. Sabemos que el IMC es la única medida que se usa internacionalmente para evaluar el estado nutricional de una persona. La fórmula es sencilla: peso dividido por la altura al cuadrado. Si estamos bajo 18,5 tenemos bajo peso, si nos movemos entre 18,5 y 24,9 somos normales, si estamos entre 25 y 30 tenemos sobrepeso, y si superamos los 30 somos obesos.
Usando una calculadora tradicional soy normal. Eso porque mido 1,60 y hoy peso 60 kilos. Es decir, tengo 23,4 lo que indica que soy normal. Ahora, en numerosas oportunidades hemos comentado las distintas críticas que ha recibido esta herramienta. Hemos desmenuzado, por ejemplo, lo efectivo que es el Índice de Grasa Corporal (IGC) y el Índice de Fórmula Corporal (IFC). Básicamente, todo radica que el IMC es sólo una relación entre peso y estatura; y por tanto no considera otros factores esenciales para determinar nuestro estado nutricional.
Nuevo IMC
El matemático de la Universidad de Oxford, Nick Trefethen, se dio a la tarea de perfeccionar el IMC. Hizo múltiples cálculos y determinó que de acuerdo a éste, las personas bajas parecen ser más bajas de lo real, y los altos son considerados más gordos de lo real. Ello porque este índice no mide la grasa y la musculatura.
Considerando este hallazgo perfeccionó la fórmula. Ahora hay que multiplicar el peso por 1,3 y dividirlo por la altura elevado a 2,5. Ahora no es tan fácil! Se supone que el 1,3 que se agrega el peso; y elevar la altura a 2,5 permitiría fijar parámetros más acotados, es así como las personas menudas sometidas a esta fórmula pesarían 1 punto más.
Lo hice y es cierto. Ahora tengo un IMC de 24,09  lo que indica que soy saludable, pero me falta poco para tener sobrepeso. Este nuevo medidor me recomienda mantenerme entre los 46 y 62 kilos. Igual se agradece porque teniendo un  instrumento más estricto, uno tiene más conciencia que en cualquier momento puede pasar a la otra categoría y se cuida un poco más.
Creo que aún cuando la corrección de la fórmula no sea significativa, es un aporte a la metodología de la evaluación nutricional. Siempre es útil cuestionarse las herramientas y buscar alternativas que nos permitan complementar un primer diagnóstico. En este caso, más datos pesan más, literalmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s