Playa y sol: ¿cómo evitar el helado?

Hay reportajes que se toman los medios de comunicación todos los años: la entrada de los niños al colegio, las fiestas de fin de año, el 18 de septiembre, en fin. En verano, las notas playeras llenan diarios y noticieros, y particularmente aquellas que nos entregan tips para no subir de peso entre tanta tentación.
En los medios, he encontrado algunas notas sensatas sobre el tema, que dan algunos consejos más allá de los que resultan obvios. Y en La Nación de Argentina les recomiendo un reportaje sobre cómo resistir a las golosinas que nos ofrece la playa, y ojo que no estoy hablando de las chicas en bikini, en el caso de los hombres. No. Hablo de las bebidas, los helados, las palmeras y el pan de huevo.
Debo confesar que hace tiempo que no voy a la playa propiamente tal. Los kilos que he ido ganando me han alejado del bikini. A ver si este año me animo de nuevo, gracias a los rollitos que he ido perdiendo en los últimos meses. 
El caso es que todas las veces que he ido tanto en Viña del Mar como en Maitencillo, me sorprende la cantidad de vendedores ambulantes. En Reñaca, se suman las terrazas que ofrecen todo tipo de alimentos y bebidas. Por ejemplo, hace un tiempo los granizados (fruta con azúcar y hielo o fruta con leche y hielo) se tomaron la playa. Que decir del helado de moda que lanza Savory o Bresler revestidos de crema, manjar y chocolate.
Sabemos que el mar nos da hambre. Por eso debemos ir preparados para hidratarnos saludablemente y matar el hambre con cosas menos calóricas. Les dejo algunos tips a considerar:
  • Llevar nuestra botella de agua. Lo ideal es agua de la llave filtrada. Para evitar que se caliente, lo ideal es usar un cooler, o mantener el líquido a la sombra. Con esto hay que tener ojo porque como el sol se va moviendo, la sombra también, así que hay que chequear cada tanto si el agua está al sol
  • Otra opción es comprar bebidas light o llevarlas de casa. Esto porque todas las variantes no light son altas en azúcar y sal, y por ello nunca nos quitan la sed
  • Cuando se trata de matar el hambre, es recomendable llevar fruta, yogur light, leches descremadas con sabor o potes con jalea light, en un cooler. Si andamos con quitasol, poner esta maleta bajo él y controlar que el hielo no se haga agua. Por esto será básica la planificación: pensar qué tanto consumiremos y llevar lo justo
  • Respecto a los helados, lo mejor es optar por los de agua y evitar los más ricos: los de crema. Ahora hay versiones de sorbetes light
  • El horario de playa también es importante. Si vamos por la mañana, debemos tomar un buen desayuno y retirarnos para almorzar. Si vamos por la tarde, haber almorzado algo liviano y refrescante y consumir a media tarde algo como lo que les comento, de manera de llegar a cenar a casa
  • Hay que tener cuidado con los alimentos que llevamos porque en verano es muy fácil contaminarlos. Una amiga médico que está trabajando en urgencia en verano, me contó que la mayoría de las consultas son por gastritis, todas evitables. Por eso insisto en la utilidad del cooler y en lavar bien los alimentos y nuestras manos antes de comer. Para el lavado de manos, el gel desinfectante es lo mejor cuando no tenemos agua a mano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s