Obesidad infantil comienza a frenarse

Hace varios comentamos la tendencia que se estaba dando en distintos países donde la obesidad infantil parecía haber llegado a un tope. Estos estudios reflejaban la realidad de Grecia, Dinamarca, Alemania, Italia y Francia donde la prevalencia de sobrepeso en menores de 12 años parecía haber alcanzado cierta estabilidad.
Pues bien, ahora un estudio divulgado el 9 de diciembre de 2012 con datos actualizados hasta septiembre del 2012, indica que esto también podría estar ocurriendo en Estados Unidos, nación que ha implemento en los últimos 20 años una serie de medidas para frenar la obesidad de su población, muchas de las cuales tiene como objeto de estudio a los menores de edad.
El estudio de la Fundación Robert Wood Johnson, titulado “Declining childhood obesity rates, where are we seeing the most progress?“, indica que los estados de Philadelphia, Nueva York, Mississippi y California han demostrado una disminución de la obesidad infantil en los últimos años, que si bien no es amplia, resulta significativa.
Philadelphia en el 2007 presentaba una obesidad infantil de 21,5% y el 2010, 20,5%, lo que representa menos 4,7%. Nueva York evidenciaba en el 2007, un 21,9% y el 2010, 20,7%, es decir, menos 5,5%. El mayor salto es Mississippi que en el 2005 su obesidad infantil afectaba a un 43% de sus población, y en el 2011 afectó a un 37,3%, lo que representa menos 13,3%. El caso de California es más modesto, puesto que en el 2005 mostraba 38,4% de sobrepeso entre los menores, y en el 2010, alcanzó un 38%,  es decir, 1,1% menos. 
En nuestro Blog hemos mencionado numerosas veces las estrategias que el gobierno de Nueva York ha implementado para romper la tendencia de sobrepeso, tales como disminuir el tamaño de las bebidas azucaradas, obligar a los restorantes a exhibir las calorías de sus cartas y limitar el uso de grasas trans. Ellas parecen estar dando los resultados esperados.
El caso de Mississippi también es emblemático puesto que por varios años ha encabezado el ranking de los estados más pesados.Allí la pobreza va de la mano con la obesidad, por lo que los esfuerzos que se encuentra realizando el gobierno local desde el 2006 parecen estar yendo en la dirección correcta.
Son buenas noticias, porque hasta ahora todo indicaba que los esfuerzos por cambiar los hábitos alimenticios y promover la actividad física, eran estrategias efectivas pero de largo plazo. Estos estudios, confirman en cierta medida que se trata de medidas de largo plazo, pero que si se intensifican pueden verse frutos en el mediano plazo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s