"La gente quiere Zumba.."

Foto de mi última Zumbatón
Hace poco más de años descubrí la Zumba. Hoy soy una adicta a ella y gozo cada vez que aprendo una coreografía nueva. Creo que la única forma de hacer la práctica de ejercicio una constante en nuestra vida, es descubrir algo que nos haga vibrar. 
Hay hombres que aman el fútbol y se motivan cada fin de semana que les toca participar de un partido. Bueno, también hay mujeres que se nos mueven los pies solitos cuando la música empieza a sonar. De hecho así fue que le tomé el gusto a ir al gimnasio. Las pesas nunca ha sido mis favoritas, trotar arriba de una máquina tampoco me entusiasma mucho, pero cuando descubrí las clases de baile entretenido todo cambió.
Bailar siempre me ha gustado y cuando hace dos años descubrí las clases de zumba, nunca más las dejé. Se trata de un tipo de entrenamiento de origen colombiano que busca mejorar la flexibilidad corporal a través de rutinas aeróbicas disfrazadas de baile. En una clase puedes bailar regaettón, samba, cumbia, flamenco, merengue y danza árabe, pero a los 5 minutos estar absolutamente mojada y con el corazón a mil por hora.
Hace unos días fui a ver a mi doctora y me contó que hace poco había comenzado a hacer zumba. Me confesó que aún no podía bajar su ritmo cardíaco en las clases, porque como ella me dijo “parece baile, pero no lo es”. Es verdad, los saltos, giros, movimientos de cintura, de brazos, de piernas y la contracción del abdomen son constantes y efectivas.
Puedo dar fe que todas las compañeras que he tenido en estos años, que no han sido pocas, han bajado de peso. Independiente del hecho de ser constantes, todas pueden verse más tonificadas haciendo las rutinas de zumba. No hay pruebas científicas que avalen que esta disciplina baja de peso, pero claramente el sólo hecho de volverse activa contribuye a mejorar nuestra condición física.
Lo que hay que reconocer es que cansa muchísimo. En una clase de 60 minutos, todas -antiguas y nuevas- quedamos muertas, lo bueno es que el ánimo nunca falta. Las profesoras son un capítulo aparte, realmente admirable la capacidad de entusiasmar hasta el último minuto.
Mucho se dice que zumba es una moda, como lo han sido otros fitness como el body combat, el body pump o spinning. Tal vez. Pero creo que esta es una práctica que llegó para quedarse. En las zumbatón en las que he participado (2 horas de zumba seguidas) ha llegado gente de muchas partes, incluso hombres, que terminan entusiasmando a muchos otros, así los seguidores se multiplican.
Personalmente recomiendo Zumba de todas maneras. Es cosa de probar y ver como el cuerpo comienza a moverse al ritmo de la música.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s