Gran Bretaña aprueba semáforo nutricional

La discusión acerca de cuánto influye conocer los componentes de un producto para decidir comerlo se da en todos lados. No solo en Chile se debate acerca de cuál es el mejor etiquetado. Gran Bretaña es uno de los países pioneros en esta materia, allí a partir del 2013 dicha información será reformada con el único fin de hacer más claras las recomendaciones nutricionales.
El Ministerio de Salud Público británico informó a finales de octubre de 2012, que a partir de mediados del 2013, todos los supermercados comercializarán alimentos industriales, cuyo envase presentará en su cara frontal:
  • un semáforo que indicará qué tan sano es el producto
  • la cantidad de calorías por porción
  • los niveles de azúcar, sal y grasas bajo la denominación alto, medio y bajo
Actualmente, en el frente de estos alimentos, en la parte baja, se ubica una franja al estilo de la Guía Diaria de Alimentación (GDA) que en nuestro país utilizan los productores asociados en ChileAlimentos. Según este modelo se presentan datos relacionados con las calorías, azúcares, grasas, grasas saturadas y sal en porcentajes y proporciones.
Abajo a la izquierda aparece la franja tipo GDA
El citado ministerio y sus organismos asesores preguntaron a los consumidores si leían el etiquetado, y en el caso de los que lo hacían, si entendían toda la información. Como era de esperarse, las personas no comprenden la franja. De allí que con el objeto de simplificar los aspectos básicos para discernir si un producto es saludable, se planteó la posibilidad de introducir un semáforo, idea que ha sido debatida por años en ese país que es uno de los precursores de distintos sistemas de etiquetado.
El punto es que introducir este elemento en la cara frontal del envasado será voluntario. Los productores de alimentos no estarán obligados a acatar la medida pues se trata de una recomendación. Para que ésta tuviera un carácter imperativo es necesario que la Unión Europea decida, de allí que el ministerio optó por lanzar la idea aunque sea voluntariamente.
El tema no ha dejado de ser foco de conflicto. La Food Standards Agency (FSA)  ha estudiado el tema por años y se ha hecho eco de las críticas respecto a que más información no asegura que las personas tomen mejores decisiones nutricionales. ¿Tener muchos datos nutricionales ayuda? Siempre que seamos capaces de entender e interpretar todos esos datos con simpleza y estemos dispuestos a utilizarlos en nuestro beneficio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s