Alimentación saludable = felicidad. Está comprobado!

Muchos estudios han demostrado que comer sano, es decir, alimentarse preferentemente de frutas, verduras, lácteos descremados, carnes magras, cereales integrales, legumbres y pescado, nos ayuda a estar saludables. Sin embargo, se desconocía si estos hábitos influían en nuestra salud mental.
Eso era hasta ahora porque en la última edición de la revista Social Indicators Research fue publicado un estudio que concluye que aquellas personas que consumen cada día al menos 7 unidades de frutas y verduras gozan de mayor bienestar sicológico que quienes se limitan a una ingesta de cinco o menos piezas.
Investigadores de la Universidad de Warwick de Inglaterra y de la Universidad de Dartmouth de Estados Unidos analizaron los datos recogidos en la Encuesta de Salud de Gales 2007-2010, la Encuesta de Salud de Escocia 2008, y la Encuesta de Salud de Inglaterra 2008, seleccionando al azar 80 mil individuos.
Estos datos permitían conocer aspectos trascendentales respecto al bienestar mental y los hábitos nutricionales. En relación a lo primero se revisaron preguntas relacionadas con los grados de satisfacción, el bienestar mental, los trastornos mentales, la percepción de salud, la felicidad y el nerviosismo. Y en cuanto a la alimentación, se analizó qué tipos de productos consumían a diario, en qué proporciones y con qué frecuencia.
Así se determinó que aquellas personas que comían siete unidades de frutas y verduras en el día (repartidas entre el desayuno, colaciones, almuerzo y cena), mostraban mejores niveles de satisfacción, es decir, de felicidad. La gracia de este resultado es que la ingesta de estos vegetales y la sensación de bienestar mental cruzaba a todos los sujetos independiente de su sexo, edad, condición socioeconómica, credo religioso, nivel educacional, estado civil, etc.
Cabe recodar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una ingesta diaria de cinco unidades de frutas y verduras. En nuestro país, el consumo promedio de estos vegetales en esa proporción es apenas un 15%, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud 2010. De allí que sea urgente reforzar las estrategias y campañas para promover este tipo de alimentación. ¿Si no comemos 5 unidades, seremos capaces de consumir 7?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s