Enfermedad celiaca, las tareas pendientes

Siguiendo con nuestra búsqueda de alimentos saludables en el supermercado, el otro día me topé con las barritas de cereal con  trocitos de durazno “Yeruti, sin gluten”. Son argentinas y exquisitas, pero muy caras. Tres barritas de 23 gramos cada una, valen casi 3 mil pesos, es decir, mil cada una! Hay también de chocolate, pero ambas tienen azúcar, así que sólo me puedo dar este gustito cuando estoy con hipoglicemia o antes de ir al gym.
Volviendo al tema de los precios, esa es la realidad de un enfermo celiaco. Por supuesto que una barrita es un snack de lujo, pero cuando hablamos de productos básicos como el pan, nos topamos con el mismo problema: todo es excesivamente costoso. Los alimentos elaborados en Chile son escasos y los importados valen un ojo de la cara.
Este es uno de los aspectos que se abordarán en el SimposioLa enfermedad celiaca hoy: desafíos para un buen manejo que se desarrollará hoy en el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (Inta) de la Universidad de Chile. Fui invitada, pero por razones de trabajo, no pude asistir, pero quedaron de mandarme información en los próximos días.
Subdiagnóstico
Cuando revisé el programa me pareció interesante porque no sólo se centran en describir la enfermedad sino que también proponen abordar las dificultades que tiene el diagnóstico.

Por ejemplo, es común que la gente diga que le duele el estómago con frecuencia y tiene problemas digestivos (tránsito lento o diarrea). Cuando van al gastroenterólogo le dicen que es colon irritable y ahí queda. En mi caso, me diagnosticaron tres veces gastroenteritis, cuatro veces colon irritable y tres veces rotavirus antes que mi endocrinóloga sospechara de este mal autoinmune. Conclusión: existe un subdiagnóstico.

Luego viene el karma de los exámenes. Hoy es posible hacer una prueba en sangre para identificar la presencia de anticuerpos antiendomisios (EMA) y anti transglutaminasa tisular (ATTG). La segunda parte es la endoscopia y la biopsia intestinal que terminan por confirmar el diagnóstico de Enfermedad Celiaca (EC). El problema es que no todos los laboratorios están capacitados para practicar estos exámenes de manera confiable.
Resolver el tema médico debería ser resorte del Ministerio de Salud (Minsal). La Encuesta Nacional del Salud (ENS) 2010 indicó que un 1% de la población tiene celiasis típica o atípica. Garantizar la seriedad de los exámenes de laboratorio en el sistema privado, incluir la toma de éstos en el sistema público, concientizar al personal de salud respecto a la frecuencia de esta enfermedad e incluir los exámenes respectivos en los programas de medicina preventiva son algunas de las tareas urgentes.

Pan a precio justo
Lo que respecta a la industria alimentaria es más complejo. Los productores de alimentos sin gluten aseguran que los costos no pueden ser menores porque los insumos son caros y se requieren utensilios especiales para evitar la contaminación. Además indican que los consumidores son un segmento pequeño, entonces no se puede producir en grandes volúmenes.
Entonces sólo queda priorizar la compra de productos libres de gluten. Dejar las barritas, galletas, cereales y dulces para ocasiones especiales y gastar el dinero en lo básico como el pan o los fideos de arroz. No queda otra!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s