F as in Fat: proyecciones al 2030

Cada año la Robert Wood Johnson Foundation (RWJF) y la Trust for American’s Health (TFAH) dan a conocer el informe F as in Fat que revela cómo ha evolucionado el peso de los norteamericanos. La novedad de la versión 2012 es que proyecta el actual escenario al 2030 revelando malas noticias.
En julio del 2011 dimos a conocer los resultados de ese sondeo, hoy debemos decir que los resultados no son muy distintos. El documento “F as in Fat: how obesity threatens american’s future 2012” muestra nuevamente los estados que lideran la obesidad y el sobrepeso tanto en la población infantil como en la adulta, concluyendo que si la situación se mantiene al 2030 (las personas mantienen su actual IMC):
  • En todos los estados la obesidad alcanzaría a lo menos un 44% y en 13 de éstos superaría el 60%
  • El número de diagnosticados con DM2, ECV, artritis e hipertensión arterial crecería 10 veces al 2020, y 20 veces al 2030
Ahora, el informe asegura que si se reduce el IMC nacional, a lo menos en un 5%, esto implicaría rebajar los costos de salud en cada estado entre un 6,5 y un 7,8%. Por eso, alienta a desarrollar políticas públicas, estrategias, planes y campañas enfocadas en reducir el peso corporal con metas que en una primera instancia se centren en mantener el peso actual para luego dar paso a una disminución de los kilos.
Las recomendaciones que entregan los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) y la The New York Academy of Medicine (NYAM) son replicar estrategias que han mostrado reducir a lo menos un 5% del peso corporal de los pacientes, aplicar con la máxima rigurosas las leyes nacionales y locales que fomentan una alimentación saludable, y reforzar normas que obligan a incrementar las horas de educación física en los colegios.
Cabe consignar que el panorama por estado no muestra grandes diferencias en relación al documento del 2011. Por ejemplo, Mississippi sigue siendo la zona más obesa y Colorado la más esbelta. Sólo para hacerse una idea: Mississippi presenta un 35% de obesidad, un 35% de sobrepeso, un 12% de DM2, un 36% de sedentarismo y un 39% de hipertensión; mientras que Colorado cuenta con un 21% de obesidad, un 35% de sobrepeso, un 7% de DM2, un 17% de sedentarismo y un 25% de hipertensión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s