Presupuesto para "Elige vivir sano"

Diversos seminarios a los que he asistido llegan a la misma conclusión: resulta urgente centralizar los distintos esfuerzos que se realizan el mundo público y privado orientados a reducir la obesidad y por tanto, el costo asociado a Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ENT).

El programa gubernamental Elige Vivir Sano se supone que cumplía ese rol, sin embargo, se ha convertido en una iniciativa más. Como se pensó que este ente sería una suerte de hilo conductor de los esfuerzos que realiza la salud pública, la salud privada, la academia, el negocio alimentario y los centros de investigación relacionados, se criticó que el programa contara con el apoyo de marcas asociadas
La verdad es que el propio programa fijó dentro de sus objetivos el “diseñar e implementar una política pública intersectorial que promueva la participación ciudadana, internalice las iniciativas privadas y se lleve a cabo a nivel nacional, regional y local, para el cambio de hábitos de las personas y a fin de prevenir las ENT y los factores de riesgo asociados a ellas”. De ello se deduce que debería aunar fuerzas de manera de no replicar esfuerzos y recursos.

El pasado 29 de agosto, la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de acuerdo que solicita al Presidente de la República considerar dentro del presupuesto 2013 fondos para financiar los programas y actividades de “Elige Vivir Sano”. La moción plantea que se destine el 2% del Fondo Nacional de Desarrollo Nacional (FNDR) a estos fines.

La pregunta surge inmediatamente, ¿dichos dineros que claramente tienen otro fin, terminarán con el auspicio de las “marcas asociadas”?. Independiente de aquello, estos dineros que son de todos los chilenos ¿a qué específicamente se destinarán? Si hacemos una encuesta en la calle, y se pregunta qué es y qué hace este programa ¿cuántas personas contestarían acertadamente?

Hasta ahora este programa se ha hecho conocido porque tiene como cara visible a la Primera Dama, Cecilia Morel, y cada cierto tiempo se emiten spot donde se convoca a la familia a alguna corrida o cicletada. También en la prensa se difunde la visita de algún especialista en nutrición que se reúne con Morel -la última de éstas corresponde al profesor Barry Sears– mencionándose someramente el programa. Pero más allá de estas actividades que podrán ser útiles, ¿existe detrás una política pública de salud nutricional que “Elige vivir sano” encabece? Hasta ahora todo indica que no. ¿Los nuevos fondos generarán un cambio al respecto? Todo indica que no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s