Altos en..versión británica

¿Se acuerdan que mi jefe fue a Inglaterra hace poco? Bueno, hace unas semanas les comenté lo caro que es comer alimentos saludables en ese país y algunos hábitos alimenticios que predominan en Londres, una ciudad multicultural por esencia.
Ahora quiero unir esa experiencia con un material que se entregó en el taller participativo que realizó a principios de mes la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Se trata de un cuadro donde se grafica la legislación nutricional en Reino Unido, particularmente los criterios que deben tener los alimentos envasados para ser considerados saludables.
“Healthy”
La industria alimenticia británica tiene libertad a la hora de entregar información nutricional a sus consumidores, sin embargo, la mayoría de las marcas han acogido la nomenclatura establecida en el 2007 por la Food Standards Agency (FSA), el conocido semáforo nutricional. Recordemos que en base a este modelo, Chilealimentos generó la Guía Diaria de Alimentación (GDA) que diversas marcas han implementado complementando la tabla de información nutricional tradicional que va en el reverso del envase.
Esta autoregulación califica a un alimento industrial (sólido) como no saludable cuando presenta más más de 500 gramos de sodio, 12,5 gramos de azúcares totales, 20 gramos de grasas y 5 gramos de grasas saturadas, por 100 gramos. Los productos líquidos no sanos cuentan con 500 gramos de sodio, 6,3 gramos de azúcares totales, 10 gramos de grasas y 2,5 grasas saturadas, por 100 gramos.
Aprovechando que mi jefe trajo varias etiquetadas de alimentos adquiridos en supermercados de Londres, haré el ejercicio de revisar el etiquetado de dos productos, en función de los parámetros de la FSA:

  • Chunkie milk chocolate cookies de Fox’s: son galletas de chocolate, una suerte de galletones. En el envase, en su cara principal, se presenta la GDA haciendo referencia a las calorías, azúcar, grasas, grasas saturadas y sodio de cada galleta. En la parte posterior del envase se observa la tabla con información nutricional. De acuerdo a ello, este producto no es considerado saludable porque supera con creces los límites. Cuenta con 502 calorías por 100 gramos, unas 115  calorías por galleta; 62 gramos de azúcares por 100 gramos, unos 14 gramos por galleta; unos 25 gramos de grasas  por 100 gramos, unos 6 gramos por galleta; 14 gramos de grasas saturadas por 100 gramos, unos 3 gramos por galleta; y unos 0,23 gramos de sodio por 100 gramos, unos 0,13 gramos por galleta. En cuanto al sodio, estas galletas son sanas porque tienen bajas concentraciones de sal según la norma, pero no hay que engañarse. El estándar británico es muy permisivo en cuanto a la cantidad de sodio que puede contener un alimento.
  • Shape delights de Danone: es un yogur de frutilla descremado con azúcar. Su cara principal muestra la GDA y hace énfasis en que contiene 0% de grasa. En el reverso aparece el detalle de los macronutrientes. Para no latearlos con los número, sumando y restando este producto es considerado saludable porque es bajo en sodio y grasa, pero alto en azúcar.
Una de las cosas que me llamó la atención de los distintos etiquetados que revisé es que la mayoría de ellos  hace referencia a productos que podrían producir alergia como la leche, la soja y el gluten. Como así también que entrega gran cantidad de información en distinto formato para los consumidores más exigentes. Lo malo es que los valores que permiten identificar un alimento como alto en..en realidad son demasiado altos, por lo que un producto tiene que ser realmente tóxico para que se le señale como tal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s