¿China occidentaliza su cocina?

En las últimas semanas les he comentado de los hábitos alimenticios de los londinenses y parisinos. Mi jefe conoció esas ciudades en un viaje que tuvo como destino principal: China. Hoy les resumiré algunos aspectos que más le llamaron la atención de las costumbres alimentarias de Hong Kong, Guilin y Shangai.
Cuando pensamos en comida china, inmediatamente se nos vienen a la mente fideos de arroz, vegetales al vapor, algas y mucho pescado. Bueno, no en vano figuran en el listado de las naciones con menor obesidad y sobrepeso, sin embargo esta situación comienza a cambiar.

Fenómeno Mc Donald

La comida tradicional efectivamente es rica en vegetales, raíces, pescado, algas, masas al vapor rellenas con carne, sopas y tés de hierba. Una alimentación basada en esos productos más actividad física regular garantizan una salud de hierro.
Sin embargo, desde hace algunos años llegaron los Mc Donald a este país. Ello generó una locura por consumir bebidas y papas fritas. En China no se venden estos productos. Se vende mucha agua, en la calle se ve a la gente con una o dos botellas de agua para el día. Estos brebajes suelen ser de colores puesto que el agua es teñida por la hierba que se elige.
Las papas fritas jamás estuvieron en el menú tradicional ni el pan, por eso los combos han sido tan apetecidos. En los supermercados y tiendas venden pan de molde para turistas occidentales, pero los chinos no conocen este producto. Por eso hoy es posible observar filas de personas que buscan comprar gaseosas, hamburguesas y papas fritas.
Otro negocio que ha penetrado y cambiado la cultura nutricional oriental es el Kentuchy Fried Chicken. Acá en vez de pollo el rey es el pescado, por lo que las hamburguesas son rellenas de pescado frito, nada más liviano!

Comida callejera

La comida callejera es un emblema de este país. Hay un sinfín de mercados y paseos atestados de puestos de comida, preferentemente de alimentos fritos. Las tortillas de arroz con langostinos son un clásico.
Pero comer a la rápida puede parecernos una contradicción en China, pero no lo es si consideramos el ritmo de vida de esta población. Los horarios son muy marcados, la jornada comienza muy temprano y termina muy tarde. Los trabajadores no se saltan el almuerzo, pero prefieren comer algo que no les quite mucho tiempo como son los bocadillos callejeros.
Aquellos que disponen de más minutos suelen comer pequeñas porciones de diversas variedades de salsas, sopas, carnes, cerdo, pescado, algas, raíces, vegetales y muchos condimentos. 
En cuanto a precios, éstos no son muy elevados. Todo se vende en hongkong dólar. Un dólar equivale a 8 hongkong dólar, unos 63 pesos chilenos. Por ejemplo, una manzana -todo se vende por unidad- cuesta unos 5 hongkong dólares, unos 320 pesos chilenos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s