París: delgados a puro pan

Una vista del río Sena, París
La semana pasada les conté del viaje que realizó mi jefe a Londres. Ahora les quiero comentar su experiencia en Francia, en particular en París. Ahí él llegó a una sola conclusión: “sólo las largas caminatas pueden hacer delgadas a estas personas que comen tanto pan y queso en el día”.
A pura baguette 
El llamado pan francés o baguette es una mezcla de harina de trigo, agua, sal, levadura y masa madre (levadura natural) Es un pan crujiente y sabroso. Los hay solos y con ingredientes (aceitunas, cebollas, etc.) En nuestro país se comen a la hora del almuerzo junto con pebre o mantequilla, pero en Francia se consumen a toda hora.

Por lo que él me contó, los franceses son amantes del pan y el queso. Lo comen a toda hora y en grandes cantidades a los que le agregan vegetales, quesos, cecinas, paté y salas. Este snack es considerado una suerte de comida rápida francesa.
Pero no todo es pan. Los platos son altamente elaborados y predominan las carnes, pescado, salsas en base a quesos e ingredientes propios de la dieta mediterránea. Acá tampoco las frutas y verduras son baratas porque la mayoría de ellas vienen del sur de Francia o del exterior, lo que encarece sus precios.
A diferencia de ello, la pastelería es más accesible y muy variada. Hay toda clase de queques, kutchen, pasteles y postres. La cocina dulce es una de las especialidades francesas, así como lo son sus vinos.
¿Por qué las francesas no engordan?
Este es el nombre de un libro escrito por Mireille Guiliano, una francesa que se decidió a explicar una paradoja: si observamos la alimentación francesa alta en hidratos de carbono y grasas es curioso observar que la mayoría de la población es de contextura delgada o muy delgada.En su opinión, las francesas siguen ciertas reglas que les permiten disfrutar la comida sin ganar peso.
Más allá de esta interpretación mi jefe cree que todo se debe al ejercicio físico que realizan los franceses todos los días. La caminata es regla en París, por lo que no se utilizan automóviles y la gente se mueve caminando largas distancias para llegar a su destino. La capital es una ciudad muy costosa para vivir, entonces muchos viven en las afueras de París y se movilizan caminando o andando en bicicleta.
En Francia es habitual usar este medio de transporte. La mayoría de las personas tienen al menos una bicicleta y el arriendo de éstas está a la orden del día. Resulta mucho más fácil estacionar una bici que un auto, no contamina y además es económica. Estas son las razones por las que estos aparatos son tan preciados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s