Saboteando nuestra dieta

El buen humor es clave en la motivación positiva

A todos nos ha pasado más de una vez. Comenzamos algo entusiasmados, pero al cabo de un tiempo los pensamientos negativos afloran y dudamos de poder cumplir nuestro objetivo. Esto pasa con frecuencia en las dietas y en los tratamientos para adelgazar. Pero ¿podemos sabotearnos con estos pensamientos, es decir, los miedos pueden llevarnos a ganar los kilos perdidos?

De acuerdo a una investigación realizada por especialistas del Departamento de Sicología de la Universidad Mc Gill de Canadá, los pensamientos y sentimientos relacionados con el control del peso visto como un resultado y como un proceso, se ven cruzados por dos factores: la motivación negativa y la positiva.
Los investigadores estudiaron a seis mil hombres y mujeres de entre 19 y 65 años que tenían algún grado de sobrepeso y que recibían alguna asesoría metabólica y sicológica. A ellos se les hizo mediciones del Índice de Masa Corporal y test donde se les medía el nivel de ansiedad, frustración, conformismo y satisfacción en distintas etapas; al primer mes de tratamiento; entre 2 y 6 meses; entre 6 meses y un año.
A veces nuestra cabeza no nos deja perder peso

Metodológicamente se definió motivación negativa como los sentimientos de resentimiento, arrepentimiento, duda y frustración; y como motivación positiva, los beneficios físicos y sicológicos asociados al control del peso. De esta forma se logró precisar que ambas percepciones están presentes en cualquier proceso que busque la pérdida de peso.

Las conclusiones indicaron que la motivación positiva fue estable en el tiempo, no así la negativa que primero se presentaba con fuerza y luego tendía a estabilizarse. Se cree que ello ocurría porque a pasar de las circunstancias adversas, los pacientes seguían el tratamiento indicado, lo que más rápido o más lento, se traducía en una reducción de los kilos.

Esto indica que basta perseverar en el tiempo para que los pensamientos negativos disminuyan. Por eso los tratamientos de corto plazo no funcionan, y los de largo aliento suelen obtener mejores resultados. Es imposible no sabotear nuestras dietas con ideas pesimistas, pero sí está en nuestras manos no darles más importancia de lo debido. No hay que olvidar que muchas veces “los árboles no nos dejan ver el bosque”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s