Ojo con los extremos

Los medios ya la han bautizado como Diet mom“. Dara Lynn Weiss es una norteamericana que tiene a su hija de siete años a dieta. La situación se hizo pública a través de los medios de comunicación luego que la propia madre hiciera aspaviento de su preocupación que ya comienza a ser calificada como enfermiza.
Siempre he creído que la educación nutricional es una gran responsabilidad que tienen los padres. Enseñarles a comer a nuestros hijos es todo un desafío en un mundo plagado de estímulos equivocados (comida chatarra; publicidad asociada a ésta; una cultura que ama la delgadez, pero que también evita el sacrificio y donde nadie habla de la fuerza de voluntad). Por eso que caer en uno de los de extremos (promover la gordura o la extrema delgadez) es muy fácil.
Dara parece haber caído en lo segundo. Desde que su hija, Bea, le contó que la molestaban en el colegio por su sobrepeso, ella no ha parado de probar distintas dietas con la niña. Su meta es hacerla bajar 7 kilos en un año, esto por su puesto sin que ningún médico o nutricionista hiciera un diagnóstico del estado de la menor.
Todo parece indicar que Dara es la que tienen problemas con su imagen corporal y no su hija. Ella es la que  proyecta en su hija esta frustración. Tanto es así que apareció en la última edición de la revista Vogue (abril 2012) hablando de la dieta que le ha diseñado a su hija. Asimismo, asistió al programa “Red light, green light, eat right“, de la pediatra Joanna Dolgoff, donde se entregan orientaciones a los padres para evitar la obesidad infantil.

Tan popular se ha hecho Dara, que ha anunciado que escribirá un libro donde entregará consejos a los padres para cuidar la salud nutricional de sus hijos. Su técnica es prohibir el postre y reducir el tamaño de las porciones al mínimo junto con eliminar la fast food del menú de su hija.
La mujer ha sido alabada y criticada en las redes sociales. Creo que alcanzar el justo equilibrio es difícil, pero en este caso la clave es predicar con el ejemplo. Si tenemos un hogar saludable, nuestros hijos aprenderán a comer sanamente, es decir, en forma equilibrada. Lo primero siempre será que un especialista realice una evaluación nutricional y en función de eso seguir un plan de acción que de seguro no dejará ningún nutriente excluido del menú infantil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s