La tentación de Pascua de Resurrección

El próximo domingo miles de niños se despertarán temprano para buscar huevitos de chocolate en el jardín de sus casas o en las plantas de los departamentos. Muchos rechazarán el almuerzo porque al mediodía habrán comido tanto chocolate que cualquier alimento les parecerá desabrido e incluso desagradable.
La tradición de comer huevitos dulces la Pascua de Resurrección no es algo que podamos cambiar. Siempre va a existir y no tiene por qué transformarse en una amenaza. La gracia es saber administrar estas dulces tentaciones de manera que los más pequeños de la casa no terminen en la urgencia por una gastritis o en el nutricionista, un tiempo después, por sobrepeso asociado a un consumo descomunal de dulces.
Tips

  • Como todo, la clave está en la cantidad. Todos podemos comer chocolate, pero hay que saber qué cantidad, cuántas veces en el día y en qué horario
  • En el caso de los niños se recomienda que no ingieran más de 60 gramos por día (unas 12 unidades de huevitos pequeños de chocolate sin relleno), de manera de no alterar su digestión ni su dieta. Idealmente hay que ofrecerlos en reemplazo de una colación o como postre, de manera que no se transformen en una comida extra en la pauta diaria
  • Siguiendo con el ejemplo, 12 huevitos pequeños representan un 26% de las calorías que debe consumir una niña preescolar en el día, y un 24% de un niño del mismo tramo. En el caso de los escolares, un 24% del consumo calórico en niñas y un 21% de los niños. Y en adolescentes, un 18% en lolas y un 16% en lolos.
  • Administrar bien el botín. Tradicionalmente somos los adultos los que damos estos regalos a los menores, por lo que hay que fraccionar bien este tesoro, es decir, darles pocas cantidades porque los niños tienden a comerse todo lo que pillan en el momento. Mejor darles todos los días unos pocos huevitos y no llenarlos de canastas repletas de conejitos rellenos de distintos tipos de chocolate
  • En el caso de los niños que están a dieta, son diabéticos o celiacos (intolerancia al gluten), hay en el mercado una amplia variedad de alternativas. Los padres deberán leer bien el etiquetado nutricional de estos productos porque insisto, las porciones son lo más importante. No porque el chocolate no tenga azúcar adicionada, quiere decir que podamos comer más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s