Menús con calorías: ¿ahora en Chile?

En enero pasado, ingresó al Congreso Nacional un proyecto de Ley que busca introducir en las cartas de los restaurantes la cantidad de calorías de los platos que se ofrecen. La idea es replicar el ejemplo norteamericano del que tantas veces hemos comentado. ¿Ayudaría en algo una medida como esta en nuestro país?
La moción presentada por los senadores Girardi, Chahuán y Ruiz-Esquide, denominada “Exige al comercio informar acerca de a composición nutricional de los alimentos que expenden” (Boletín N°7451-11), explicita que los restaurantes y los locales de expendio de comidas preparadas deberán informar el contenido alimenticio que ofrezcan en su menús. Particularmente, la norma se refiere a cantidad de calorías, grasas, azúcares y sal que contenga cada platillo.
Es más, se propone que sea la propia ciudadanía que ayude a fiscalizar el cumplimiento de esta ley. De manera que si un local no lo hace, un cliente puede hacer la denuncia. Incluso, éste podría obtener un tercio de la multa que se le aplique al restorante, como recompensa. Entre paréntesis, esto me parece de lo más curioso!!
Negociaciones
Aunque el texto aún no ha avanzado en el Parlamento, el Ministerio de Salud (Minsal) ya comenzó una rueda de conversaciones con la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga) que agrupa a algunos restaurantes, para conocer las propuestas de la industria al respecto.
Cabe recordar que tras la discusión de la Ley de Composición Nutricional de los Alimentos (Ley del Super 8) (Boletín N°4921-11) -que se encuentra en su etapa final de tramitación- quedaron varios temas pendientes, entre ellos la publicación de la composición nutricional de platillos elaborados en locales establecidos. De materias como éstas se ha encargado el Minsal que busca acercar posiciones entre las partes.
Por ahora, Achiga no se ha cerrado a la idea, pero aclaran que esperan que ésta sea una recomendación y no una obligación. Además sostienen que no quieren “transformar sus cartas en un recetario”, es decir, en algo difícil de entender. 
Si se llega a aplicar esta norma, estos establecimientos deberán modificar su carta para introducir esta información, por lo que se verán en la obligación de contratar a un nutricionista para que calcule los aportes de cada nutriente. Ahora, nada asegura que una persona al conocer la composición nutricional decida rechazar alimentos que propician la obesidad. Al menos en Estados Unidos, aún no existe evidencia concluyente al respecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s