Obesidad y productividad laboral

Hace poco más de un año, la organización británica 2020 Health dio a conocer el Informe Health Works Homerton: creating a healthy workforce in the NHS, donde se hacía un diagnóstico de la salud de los trabajadores del sector privado relacionándolo con el índice de obesidad. 
A partir de estas cifras, se planteaba al Servicio de Salud (NHS, una suerte de ministerio británico) aplicar el proyecto piloto del Homerton University Hospital que busca fortalecer la promoción de tres áreas fundamentales: la actividad física de los empleados, su dieta (tanto aquella que consume en su casa como en su trabajo) y sus hábitos saludables; todo con miras a disminuir el peso corporal y mejorar su salud.
Hoy la autoridades se encuentran aplicando dicha intervención que contempla una brigada de inspectores de salud y seguridad que prestan asesorías a las empresas que buscan mejorar la condición de sus trabajadores. Los coaching contemplan educación nutricional -dirigida a los empleados y a los responsables de los casinos- y apoyo a la formulación de proyectos deportivos (construcción de gimnasios al interior de las empresas, por ejemplo).
De acuerdo al citado informe, anualmente el 3% de la fuerza laboral británica solicita licencia médica asociada a su condición corporal (sobrepeso, obesidad, resistencia a la insulina, diabetes, síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares) Ello representaría un costo de 100 billones de libras esterlinas en un año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s