Educación Nutricional en Escuelas

Marcela Castro a mi derecha , en la Cumbre de Nutrición

En la pasada “Cumbre de las Américas y el Caribe sobre Prevención de la Obesidad y Enfermedades No Transmisibles (ENT)” que se realizó a mediados de noviembre en el Congreso Nacional, conocí a una joven nutricionista que participa de las Escuelas de Promoción de la Salud. Creo que su historia nos permite conocer los rostros tras un programa poco difundido en los medios de comunicación que podría resultar gravitante.

Marcela Castro tiene 25 años. Egresó hace poco de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad de Playa Ancha. Luego de hacer su práctica profesional en el consultorio de Casablanca, fue recomendada por sus superiores para iniciar un programa piloto en esa comuna. 
Las Escuelas de Promoción de la Salud es una iniciativa que se realizado en algunas comunas del país, con el apoyo de actores públicos y privados, con el fin de entregar educación nutricional a los alumnos de enseñanza básica. Esto considerando que actualmente no existe esta asignatura en los curriculum regulares, esto a la espera de la entrada en vigencia del proyecto de Ley de Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad.
Desde agosto de 2011, Marcela realiza clases de educación saludable en tres escuelas municipales de Casablanca, una vez a la semana. Los módulos se han dividido en tres ciclos (primero a cuatro básico, quinto a sexto básico, y séptimo y octavo básico) para adaptar los contenidos a la edad de los menores.
Entre los contenidos que esta nutricionista ha trabajado con los alumnos están los tipos de alimentos (sanos y no sanos), la pirámide alimentaria, los nutrientes, las guías alimentarias y  cálculo de porciones. En las próximas semanas será el turno de los mayores para los que Marcela a preparado dinámicas relacionadas con nutrientes, calorías, etiquetado nutricional, minutas saludables y la definición de conceptos como diet y light.
Una de las cosas más interesantes del programa es que contempla talleres de cocina saludable tanto para los alumnos como para sus madres, que son mayoritariamente las responsables de su alimentación. “Ha sido interesante ayudar a las mamás a identificar qué comidas son saludables. Ellas siempre quieren lo mejor para sus hijos, pero no siempre les cocinan lo mejor porque se han criado pensando que la comida alta en grasa es más apetitosa o que dar porciones contundentes o repetir el plato es una muestra de amor”, nos relata Marcela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s