Confirman relación sueño-obesidad, ahora en niños

Hace unas semanas les comentaba algunos tips que podrían evitar que nuestros niños sean obesos en su adultez. Aquí va otro. En realidad se trata de una confirmación respecto a cómo influye el dormir en el peso corporal, ahora en niños.
En Australia se evaluaron los hábitos de sueño de dos mil doscientos niños y adolescente entre 9 y 16 años. Luego de estudiar los horarios en que se levantaban y acostaban, los científicos de la Universidad de Australia del Sur determinaron que aquellos menores que iban tarde a la cama y se levantaban tarde también, tenían 1, 5 más posibilidades de ser obesos que aquellos que tenían una rutina distinta de sueño y vigilia.
En relación a los niños y jóvenes que se acostaban tarde, se descubrió que tenían el doble de posibilidades de ser inactivos en su adultez que el resto de los encuestados. Las razones que tenían los menores para justificar el retraso en ir a la cama, estaban el ver televisión, jugar en el computador, chatear con los amigos y hacer las tareas.

Una de las principales conclusiones de este estudio fue que era más relevante el horario de sueño que la cantidad de horas de sueño. 
Esto porque tradicionalmente se recomienda a los padres que los niños no duerman menos de 10 horas (los preescolares) y 8 horas los escolares básicos, sin embargo, muchos de los niños estudiados cumplían con esa cantidad de horas, pero existían diferencias importantes en cuanto a la hora en que descansaban que determinaba su composición corporal futura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s