Pobreza y selección de alimentos

La revista científica nacional Medwave acaba de publicar una nueva edición. En ella destaca un estudio realizado por alumnas de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica de la Santísima Concepción que busca identificar los factores que intervienen en la selección de alimentos en poblaciones vulnerables.
Para ello dueñas de casa de la población Santa Clara de Talcahuano del campamento Aldea Amanecer,  respondieron una entrevista semi-estructurada elaborada por las estudiantes. En febrero de 2011 -a un año del terremoto en nuestro país- se aplicó el test que arrojó interesantes resultados extrapolables a sectores vulnerables económicamente.
Dinero y selección de alimentos
La mayor conclusión del estudio fue que en comunidades vulnerables económicamente el factor dinero es el que pesa en la selección de alimentos. Aunque las dueñas de casa entienden la importancia de comer saludablemente, siempre elegirán aquellos productos que puedan solventar y considerando que algunos alimentos sanos son más caros (productos light, granos enteros, verduras y frutas), el resultado no es siempre el mejor.
Otra consideración clave es la importancia que le otorgan las jefas de hogar al gusto familiar. Muchas mujeres  reconocieron que compran aquellos alimentos que son aceptados por su familia. Ella se irían a la segura a la hora de cocinar seleccionando los productos más apetecidos por todos. Esto explica lo complejo que es introducir alimentos saludables en una dieta pre-establecida dado el rechazo inicial que estos platillos generan y la necesidad de optimizar recursos. Las comidas bajas en azúcar, sal y grasa no siempre son las más apetecidas, y qué decir de los alimentos integrales.
Las dueñas de casa también admitieron que la frecuencia ideal para comprar es la mensual, pero dada sus realidades económicas, ellas compran a diario puesto que les es difícil contar con una suma de dinero elevada para hacer el pedido del mes.
También por contar con una bajo presupuesto alimentario, las dueñas de casa del estudio dijeron desconocer la información nutricional debido a que no miran el etiquetado de los productos envasados y cuando lo hacen, no lo entienden.
Interesantes conclusiones que deberán ser estudiadas a la hora de generar políticas públicas nutricionales. Claramente las realidades dietéticas son muy distintas entre los segmentos socioeconómicos y eso debe ser considerado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s