¿Gordos sanos? El sistema Edmonton

Puede parecer contradictorio, pero clínicamente es cierto: existe un porcentaje de obesos mórbidos que son tanto a más saludables que las personas delgadas. El tener un Índice de Masa Corporal (IMC) alto no siempre se traduce en la presencia de enfermedades asociadas al sobrepeso, de allí que el concepto de “gordos sanosesté replanteando si la prescripción de bajar de peso sea siempre recomendable.
La idea de no definir el estado corporal de una personal sólo en función del IMC nació al alero del Sistema Edmonton (EOSS, en inglés), un método que clasifica la obesidad en función de más parámetros como la presencia de enfermedades mentales, diabetes, apnea del sueño e incapacidad física.
Según este parámetro, existen obesos que comen porciones regulares de frutas y verduras, son físicamente activos y no cuentan por problemas de salud. Ellos estarían en la etapa 0 del sistema, algo así como “sanos”. La presencia de artrosis asociada a los kilos de más o el daño a algunos órganos (riñones, entre otros), se ubica en etapas 2 o 3, por lo que estos pacientes se consideran “más enfermos”, lo que tradicionalmente se ha vinculado con el solo hecho de tener un IMC mayor a 40 (obesidad mórbida).
Puede parecer revolucionario este enfoque, pero estudios han demostrado que no es tan descabellado. Una investigación de la Universidad de York publicada en la Revista de Investigación Aplicada de Fisiología, Nutrición y Metabolismo, comparó el riesgo de muerte de 6 mil norteamericanos con obesidad y 23 mil personas con peso normal. Luego de analizar los datos descubrieron que los obesos que no tenían patologías asociadas a su condición parecían tener el mismo riesgo de fallecer que las personas delgadas.De hecho entre un 15 a un 20% de los pacientes con IMC 40 o más, estaban en las etapas 0 ó 1 del sistema Edmonton.
Creo que lo relevante de este enfoque es entender que el IMC no la única forma de medir la obesidad y que siempre el diagnóstico de este enfermedad debe ir complementado por una serie de observaciones tanto físicas como sicológicas. El IMC está siendo cuestionado, sin embargo, hasta ahora es lejos el método más validado para establecer el estado corporal, lo queramos o no.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s