Endocannabinoides: ¿un nuevo aliado contra la obesidad?

Endocannabinoides es una palabra que se repite en los laboratorios que buscan fabricar un medicamento para combatir la obesidad. Numerosos estudios apuntan a que esta sustancia sintetizada por el cuerpo sería la responsable de la adicción a la comida alta en grasa y azúcares. Por ello, hoy las investigaciones buscan generar un fármaco que permita bloquear esta sustancia sin producir efectos colaterales.
Un estudio publicado en la revista Proceedings of National Academy of Sciences of United States of America reveló el resultado de una investigación realizada en conjunto por el Instituto de Nutrición Humana de la Universidad de Columbia, la Universidad de California Irvine y la Universidad de Génova. En ella se buscó ver la respuesta biológica del cuerpo a determinados alimentos catalogados como fast food.
Luego de experimentar con ratas que eran alimentadas en base a una dieta líquida alta en grasa, azúcar y proteínas, los investigadores concluyeron que cada vez que el paladar detecta un alimento con estas características secreta reacciones químicas en el intestino denominadas endocannabinoides similares a las que producen las drogas. 
Estas sustancias serían las responsables del deseo desenfrenado que generan estos alimentos y que influyen en el estado de ánimo, estrés y apetito. Si esto es así, cuando experimentamos una verdadera compulsión por comer chocolate, por ejemplo, se trataría de una reacción incontrolable, por lo que las estrategias orientadas a controlar estos ataques deberías reorientarse. 
Aunque aún no existe suficiente evidencia humana que pruebe esta tesis ya se está investigando la creación de fármacos bloqueadores de endocannabinoides. En europa, el laboratorio Sanofi Aventis lanzó hace algunos años, Acomplia (Rimonabant), un medicamento adelgazante en base a esa fórmula que posteriormente fue retirado en Estados Unidos por la FDA. Se le atribuyeron efectos secundarios como sentimientos suicidas. Esto también se replicó en nuestro país, donde fue eliminado de stock.
Hoy los laboratorios estudian desarrollar un fármaco similar evitando los efectos colaterales, puesto que en lo estrictamente metabólico, se demostró que ayuda a bajar de peso en forma sostenida sin generar efecto rebote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s