Restricción calórica: en busca de la longevidad

Una delgada línea entre la salud y la enfermedad separa a una de las vertientes investigativas en nutrición: la Restricción Calórica (CR). Una de las columnistas del The Daily Beast, la profesora de nutrición y siquiatría de la Universidad de Tufts en Boston, Estados Unidos, Susan Roberts dedicó uno de sus artículos a esta materia que en los últimos años se ha puesto de moda.
En la columna “Eat less, live longer‘”, publicada el pasado 18 de junio de 2011, la doctora Roberts explica que la restricción calórica es una línea de investigación que busca relacionar cómo una dieta baja en calorías puede generar un cambio en la programación del envejecimiento biológico de los seres vivos, en particular, favorecer la longevidad.
La restricción calórica fue probada, en una primera fase, en ratas; y luego en primates. La idea era ver cómo disminuyendo la cantidad de calorías entre un 20 y un 40% aproximadamente (grasas trans e hidratos de carbono simples) y adicionando suplementos nutricionales (vitaminas, minerales y proteínas esenciales), mejoraba el peso corporal, la presión arterial y la producción de insulina.
El éxito de estos estudios llevó a los investigadores a probar con humanos. Si se había logrado que los animales no sólo vivieran más y en mejores condiciones, todo hacía pensar que en los seres humanos se repetiría estos resultados. Y efectivamente, las personas que han sido sometidas a programas hipocalóricos y que han logrado permanecer en un Índice de Masa Corporal, IMC delgado (18 a 21), han visto como los signos de envejecimiento parecen retrasarse significativamente. Esto ha generado que médicos, pacientes e investigadores promotores de esta fórmula conformen una red denominada CR Society.
En la citada columna, la doctor Roberts advierte sobre la necesidad de ponderar los resultados de estas investigaciones con el rigor científico necesario. Porque una cosa es tener un peso y una condición física saludable y, otra muy distinta, es favorecer la anorexia y otros trastornos alimentarios en pos de la preciada longevidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s