Grasa parda: agente antiobesidad

Origen celular de la grasa parda
Leyendo la edición de abril 2011 de la revista española Investigación y Ciencia, encontré una referencia a la  Grasa Parda y cómo puede contribuir a disminuir la obesidad. Numerosos estudios hoy están abocados a activar este tejido que podría ayudar a miles de personas a perder peso, biológicamente.
Lugares donde se ubica la grasa parda
La mayoría de la población desconoce que existe un tipo de grasa que nos beneficia. Se trata de la grasa parda o marrón que es un tejido que se encarga de quemar grasa blanca (la que conocemos) e hidratos de carbono (HC) para mantener la temperatura corporal. Está conformada por mitocondrias que queman el azúcar circulante para producir calor, energía. Se ubica principalmente en la nuca, a la altura de los omóplatos, en los vasos del tórax, y el abdomen.
Hoy se sabe que todas las personas en mayor o menor cantidad tenemos este tipo de grasa. Factores como la edad, el sexo, los niveles de glicemia, IMC y la temperatura promedio a la que se encuentran expuestos los individuos serían determinantes. A mayor edad, menos grasa parda. Las mujeres poseen más que los hombres. Niveles de glicemia normales generan mayor cantidad de este tijido. Mayor IMC, menor tejido graso. Ambientes helados activarían más esta grasa.
Para activar el metabolismo, es decir, poner a funcionar la grasa parda se necesita un estímulo. Numerosos investigadores han coincidido que la hormona FGF21 que produce el hígado en respuesta a los ácidos grasos de la dieta, logra movilizar a la grasa parda, contribuyendo a la quema del tejido adiposo.
Uno de los últimos descubrimiento en esta materia lo hizo el Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona, cuyos científicos analizaron el funcionamiento de esta grasa en distintos organismos. La idea era buscar una fórmula para activar controladamente la acción de este tejido. De acuerdo a los resultados de ese estudio que fue publicado en la revista Cell Metabolism, se determinó que existen básicamente dos formas de ejercer dicho control: a través de medicamentos o por medio de una dieta alta en grasas buenas.
Hoy se trabaja para diseñar una pauta nutricional que permita bajar de peso activando el metabolismo. Alimentos como la palta, las aceitunas y el salmón estarían siendo considerados dentro de una dieta alta en grasas buenas que permitiría arrasar con las grasas malas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s