Actualizan Guía de Prevención de DM2

El pasado 10 de mayo, el National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE) de Gran Bretaña lanzó una nueva edición de la Guía de Prevención el Diabetes Mellitus Tipo 2 en adultos. En esta ocasión se pone énfasis en la necesidad de desarrollar intervenciones en la población en general, ya no sólo en los grupos de mayor riesgo como venía realizándose hasta ahora.
La actual Guía de Prevención viene a actualizar los antecedentes que recogía la versión del 2006, puesto que cada cuatro años el Servicio Nacional de Salud (NHS) ordena al NICE reeditar sus publicaciones. 
La nueva Guía constató que aumentó el número de pacientes diagnosticados con DM2, puesto que en el 2006 cien mil personas eran diabéticas mientras que en el 2009 la cifra subió a 150 mil. La edad promedio de los recién diagnosticados es de 55 años y se presume que por el sólo hecho de tener tal condición este segmento vivirá entre 5 y 7 años menos que aquellos no padecen diabetes. Por ello el 5% del presupuesto de salud va orientado a generar estrategias para prevenir condiciones de riesgo y para desarrollar tratamientos que garanticen un  adecuado control.
Novedades y recomendaciones
Una de las primeros cambios que relata la Guía es el nuevo enfoque que tiene el diagnóstico de DM2. A partir de este año se comenzó a considerar diabética a todas las personas que presentan glicemias y hemoglobina glicosilada (promedio de las glicemias de los últimos 3 meses) fuera de los rangos normales. El anterior criterio era calificar como pre-diabéticos a personas cuyos exámenes estaban alterados pero en una baja escala, considerando que la dieta y el ejercicio podrían revertir el diagnóstico.
En la práctica, el NHS descubrió que el porcentaje de pre-diabéticos que no desarrollaba la condición era extremadamente bajo, por lo que ordenó incluir a todos los pacientes en el programa de DM2.
Otra de las novedades de la Guía fue identificar a las razas con mayor prevalencia de desarrollar diabetes. Los habitantes del sur de Asia, la comunidad negra y los chinos estarían en este grupo mientras que los grupos socioeconómicos bajos (trabajadores no calificados), obesos, personas con sobrepeso y sedentarios formarían otro segmento de riesgo.
Las recomendaciones van orientadas al personal de los centros de salud en cuanto a promover hábitos saludables. A nivel nutricional, mediar entre el NHS y el negocio alimentario de manera de incrementar la elaboración de alimentos más sanos. En cuanto a actividad física, se busca reformular la política de transporte de manera de incentivar las caminatas y el uso de bicicletas.
Las recomendaciones son:
1- Integrar la estrategia nacional sobre enfermedades no transmisibles como la DM
2- Evaluar localmente las estrategias nacionales de prevención
3- Desarrollar estrategias locales focalizadas
4- Readecuar las intervenciones en comunidades de alto riesgo
5- Transmitir el mensaje de prevención a toda la población
6- Transmitir el mensaje de prevención a la población focalizada
7- Promover la dieta saludable como acción nacional
8- Promover la dieta saludable a la población focalizada
9- Promover la actividad física a nivel nacional
10- Promover la actividad física a nivel local
11- Formar a los involucrados en la promoción de estilos de vida saludables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s