Nueva mirada a los alimentos infantiles

La lucha contra la obesidad ha obligado a la industria alimentaria a readecuar sus productos. Hoy generar alimentos con menos sal, azúcar y grasa es una obligación. Por ello los productores de alimentos infantiles han comenzado a diseñar estrategias de comercialización que ponen el acento en las propiedades saludables. La idea es hacer de la comida un aliado de la salud y no responsabilizar a esta industria de la obesidad infantil.
De acuerdo a los resultados entregados por el último informe de Packaged Facts, en los próximos años se registrará una verdadera explosión de nuevos productos para el segmento que va desde los lactantes hasta los pre-adolescentes (2 a 12 años).
El texto proyecta un crecimiento de un 40% en el periodo 2010-2015, luego que se observaran variaciones significativas en las estrategias de comercialización de jugos individuales, snack de frutas, comidas para microondas, cereales, yogures y nutrientes congelados elaborados para niños. El etiquetado y la publicidad de estos productos comenzó a enfatizar conceptos como ingredientes naturales; ausencia de colorantes artificiales, saborizantes y conservantes; y la presencia de minerales y vitaminas. 
Packaged Facts reveló que en el 2010 se registraron ganancias por diez mil millones de dólares en Estados Unidos por la venta de alimentos para niños. De estas utilidades, dos mil millones correspondieron a comida chatarra infantil como helados altos en glucosa y grasa, bebidas individuales y yogures de diverso tipo. El resto de las ventas se relacionaron con alternativas más sanas como comida de microondas y cereales para el desayuno.
Hoy los más pequeños inciden en las decisiones de compra de sus padres y también participan de la llamada cultura de la alimentación saludable. Ésta se basa en mensajes que incentivan el cuidado del cuerpo y la salud. Los niños acceden a esta información por medio de la prensa y de los programas educacionales de las escuelas que responden a políticas públicas gubernamentales.
La advertencia es clara: los niños de ahora serán los consumidores de mañana. El desafío de responder a las demandas de este segmento ya comenzó y hay mucho por hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s