En busca de un menú bajo en carbohidratos

Encontré un interesante artículo de la revista Discovery Fit and Health que busca sintetizar algunos tips para conseguir una dieta saludable, teniendo como premisa el uso de hidratos de carbono de lenta absorción. Como éstos son variados, en este primer post expondremos algunas ideas para elegir con inteligencia los mejores granos enteros y no repetirnos el mismo plato todos los días:
Granos enteros
Hace unos años, en mi peregrinación por bodegas y supermercados en busca de alimentos para celiacos, descubrí que existen muchísimas opciones de granos enteros. Más allá del arroz integral y el salvado de trigo, existe un mundo paralelo a explorar. Les enumero algunas opciones:
Galletas de amaranto

Amaranto: yo lo conocía como licor, pero resulta que es una semilla rica en proteínas y calcio.Hay harina de amaranto que venden en bodegas y en tiendas gourmet. Para conocerla, lo más recomendable es reemplazar un 20% de la harina de trigo tradicional  de nuestras preparaciones dulces o saladas por harina de amaranto. 

Cebada: la conocía como ingrediente fundamental de la cerveza. Es una fuente rica en potasio, proteína, calcio y fósforo. Se le utiliza en las dietas que favorecen la digestión al ser una fuente rica en fibra. Se recomienda consumirla como agregados en sopas y guisos ya que vuelve más consistente las preparaciones y nos permite alejarnos de los fideos o arroz.
Hamburguesa de quinoa.
Trigo sarracero: aunque su nombre nos suele raro, la verdad es que la mayoría de nosotros lo consume habitualmente. Suele estar presente en la repostería dando consistencia a galletas, queques, pasteles y tortas. Es un flavonoide rico en vitamina B y hierrro, de allí que se aconseje su consumo a personas anémicas. Puede cocinarse como guarnición o mezclar con harina tradicional para preparaciones.
Bulgur: es un alimento derivado del trigo que se obtiene a través de un proceso de secado y triturado. Puede ser consumido al desayuno como los cereales tradiciones. Puede cocerse con harina de avena y frutos secos. Otra opción es preparar hamburguesas o carne apanada con una base de burgur y hierbas. Posee minerales y vitaminas.
Guiso con cuscús
Cuscús: es una preparación en base a sémola (trigo duro) que ha sido utilizada por distintos restorantes como guarnición. Es una fuente rica en fibra y hierro. Se usa como base de ensaladas, sopas y guisos para dar consistencia a los platillos.
Quinoa: también se ha hecho conocida en restorantes por acompañar carnes blancas y rojas. Nutricionalmente contiene todos los aminoácidos esenciales y aporta los mismos gramos de proteína que la carne o los huevos pero sin el colesterol ni las grasas saturadas asociadas a estos alimentos. Puede ser un buen reemplazo del arroz banco puesto que tiene menos hidratos de carbono.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s