Comer más, funciona

Nuevos estudios confirman la premisa de este Blog: comiendo más, se baja de peso. Esta vez se investigaron los efectos de la pimienta de cayena y de las verduras molidas en la saciedad de los comensales. Ambos tipos de alimentos mostraron evidencia concluyente para calificarlos como supresores naturales del apetito.
Pimienta de cayena
La revista Physiology and Behavior publicó un estudio de científicos de la Universidad de Purdue, en el que se investigó los efectos de media cucharadita de pimienta de cayena en 25 individuos. Para el experimento se les hizo beber sopa de tomate con y sin el citado aliño, y luego se realizó el conteo de calorías consumidas en ese día.
Los resultados indicaron que aquellos que probaron la pimienta de cayena consumían en promedio 60 calorías menos que aquellos que bebieron la sopa sin el agregado. Puede parecer marginal el número, pero abre una veta de investigación, puesto que si se aumenta su ingesta en forma constante, podrían haber grandes cambios. El autor principal del estudio, el doctor Richard Mattes reconoció que “no se trata de una cura milagrosa contra la obesidad” pero admitió que el consumo de este condimento puede hacer una pequeña gran diferencia en las dietas.
Verduras en puré
La American Journal of Clinical Nutrition difundió una investigación de la Universidad de Pennsylvania donde se midió la efectividad de introducir sopas o cremas de verduras diariamente
Una veintena de hombres y otra de mujeres recibieron un menú tradicional más porciones menores de puré de verduras. La idea era que las personas supieran que estaban comiendo verduras de una forma no visible. Por ejemplo, se les dio a probar macarrones con queso cuya salsa había sido preparada con una sopa de vegetales. En este caso no se observó un menor consumo de calorías. 
Luego se hizo el mismo ejercicio con  un plato guisado donde también se introdujo verduras en puré. Aquellos que lo comieron mostraron un consumo menor de 200 a 350 calorías diarias. Este hallazgo respalda la llamada dieta volumétrica que se basa en la ingesta de sopas, cremas y ensaladas en un primer plato con el fin de aumentar la saciedad y disminuir las calorías totales diarias.
Si este enfoque se generalizara, la industria alimenticia debería aumentar la oferta de purés de vegetales enlatados o congelados, y de platillos que tengan adicionada pimienta de cayena o una base de verduras. No les parece?

4 comentarios sobre “Comer más, funciona

  1. Saludos! yo tengo una Duda : La Pimienta de Cayena es la misma que la pimienta normal que uno siempre ha usado en las comidas? y si nò pues me podrian decir uds : Donde se consigue ? Muchisimas gracias por su Atenciòn !

    Me gusta

  2. Dalia, entiendo que la pimienta de cayena es distinta de la que consumimos habitualmente. Se puede comprar en tostadurías antiguas -acá en Valparaíso, conozco una donde la venden-. Lo otro sería ver en internet si hay un web gourmet donde la vendan. La próxima vez que vaya al jumbo voy a mirar porque han traido hartos productos específicos ahora último,Cariños

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s