¿Qué comer cuando no podemos ir al baño?

A todas más de una vez nos ha pasado. Dolor y distensión abdominal y  deposiciones duras y dolorosas o derechamente inexistentes, son los síntomas clásicos de la estitiquez o también llamada -por estos días- como tránsito lento o síndrome de intestino perezoso. Pero ¿qué es normal y qué no lo es? Los médicos dicen que si vas al baño menos de tres veces a la semana, sufres de estreñimiento.
En este tema hay verdades innegables como que las mujeres somos las que padecemos este mal. Cuesta mucho encontrar a un hombre en el supermercado comprando yogur con lactobasilus o buscando desesperadamente un laxante o hierbas milagrosas como el Sen o a la Alejandría. Creo que esto tiene que ver con que las mujeres somos mucho más estresadas que los hombres y para tener deposiciones regulares hay que relajarse, hay que darse tiempo para ir al baño, tiempo que muchas de nosotras no tenemos, o que mejor dicho, lo dedicamos a las necesidades de otros.
Otra conclusión a la que he llegado es que este tema tiene directa relación con la alimentación que llevamos y el ejercicio que realizamos.Conozco amigas que siguen una dieta rica en fibra y se saben todos los consejos para mover el intestino, pero que no realizan el menor esfuerzo físico. La nutrición es la clave, pero nada se puede hacer cuando el problema se ha hecho crónico. Solo el mix: comida sana y ejercicio permiten ir con regularidad al baño.
Algunos tips:

  • Cuando pensamos en fibra, pensamos en cereales integrales (pan, fideos, arroz). Ojo, podemos comerlos pero en bajas cantidades. No sacamos nada con ingerir dos o tres panes con harina integral o centeno. Acá las porciones también importan, por eso nunca debemos olvidar que para “ser regulares” hay que minimizar los hidratos de carbono como el pan, la papa, el arroz y las masas.
  • Fibras que no nos defraudarán ni nos sumarán kilos son las verduras: apio, repollo, acelgas, espinacas y las legumbres
  • Cuando se trata de frutas, nada mejor que consumirlas con cáscaras y crudas. Manzanas, peras, duraznos, ciruelas y kiwis (sólo ese último sin piel) son excelentes para estos casos.
  • La leche muchas veces nos complica aún más las idas al baño. Gran parte de la población tiene colon irritable y/o intolerancia a la lactosa que producen distención abdominal y gases. En estos casos se puede probar con leche sin lactosa o de soya. En cuanto a yogur, existe una amplia gama de ofertas en el mercado: probióticos, prebióticos y yogur especialmente formulados para facilitarnos la digestión. Mi consejo es consumir el que mejores resultados nos entrega, y ojalá sea descremado y sin azúcar
  • Tomar agua en grandes cantidades. Nada mejor para mejorar la textura de las deposiciones que consumir agua, de preferencia de la llave o mineral sin gas.
  • Evitar astringentes como el plátano, arroz blanco, fideos blancos, zanahoria rallada, manzana rallada, frutas cocidas y chuño que precisamente buscan contener el ritmo del intestino
  • Un consejo antiguo pero que nunca deja de funcionar es agregar una cucharadita de aceite crudo a las comidas. 
  • Respecto al ejercicio, las abdominales y en general, todos aquellos movimientos que agiten el ritmo cardíaco son útiles. Acá la clave será la frecuencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s