¿Cómo interpretar las etiquetas nutricionales?

Una de los temas más útiles en términos alimenticios es el etiquetado nutricional. Se supone que éste debería entregarnos información sencilla para decidir si compramos determinado producto, pensando en nuestros requerimientos particulares. Sin embargo, para la mayoría de las personas entender su contenido se transforma en una verdadera odisea.
Lo primero que hay que saber es que en nuestro país aunque existe la obligación de rotular los alimentos procesados, no hay uniformidad en la información que proporcionan, lo que termina por confundir más. En el 2005, se publicó un Decreto Supremo del Minsal que incorpora en el Reglamento Sanitario de los Alimentos, la obligatoriedad de incluir en el rótulo de los productos que se comercializan envasados, el etiquetado nutricional (propiedades saludables, declaración de nutrientes y propiedades nutricionales). 
De acuerdo a ello, en una primera etapa (2005-2006) tenían obligación de incluir este etiquetado los alimentos que se atribuían propiedades nutricionales (que contienen vitaminas, minerales y fibras o colesterol), y luego (desde el 2006 en adelante) debían incorporarlo todos los envasados. Sin embargo, hasta hoy es posible ver en los supermercados productos sin esta información.
En concreto ¿qué solicitaba la norma? Incluir:
  • valor energético (calorías)
  • proteínas
  • hidratos de carbono disponibles
  • grasas totales
  • sodio (sal)
En el caso de los productos que tuvieran una grasa igual o superior a 3 gramos por porción de consumo habitual, se solicitaba también declarar la grasa total, grasas saturadas, monosaturados, poliinsaturados, ácidos grasos trans y colesterol.
El Reglamento también obliga a precisar ingredientes, nutrientes, fecha de elaboración, fecha de vencimiento, fecha de duración mínima,  fecha de envasado, condiciones de mantenimiento, porciones de consumo habitual por envase, tamaño de las porciones y niveles de tolerancia por nutrientes específicos.
La pregunta es entonces ¿vemos toda esa información cada vez que tomamos un envase de chocolate, arroz, aceite, salsa de tomate, mayonesa, legumbres, jugos, postres y otros cientos de productos? Mi experiencia personal me dice que sólo a veces. Hay marcas que han demostrado su seriedad incluyendo una variada gamas de detalles respecto a sus productos, pero otras sólo se limitan a relatarnos los ingredientes y la fecha de vencimiento.
Algunos proyectos de Ley han intentado normar con mayor claridad y firmeza este tema, no obstante, no han habido avances sustantivos. Por ejemplo, la moción que buscaba incorporar los compuestos químicos en el etiquetado nutricional (Boletín N° 3001-03) fue archivada y aquella referida a la composición nutricional de los alimentos y su publicidad ha tenido una lenta tramitación (Boletín N° 4921-11).
Más allá de los bemoles de nuestra legislación en términos nutricionales, cuáles serían los tips a tener en cuenta:

  1. Privilegiar los productos que tengan etiquetado claro (al menos calorías, proteínas, hidratos de carbono, grasas, sodio, porciones por envase)
  2. Para interpretar los números ver el tamaño de la porción (casi siempre se expresa en relación al total del contenido, por ejemplo, cinco porciones por envase) y luego teniendo clara la porción, podremos saber cuántas calorías, proteínas, carbohidratos, grasas y sal consumiremos.
  3. Si la información es poco clara, mejor no comprar el producto
  4. Desconfiar de frases como “consumo libre”, “reducido en sal o azúcar” o “ligth” porque sólo generan más confusión. Lo mejor es saber de qué está compuesto lo que compramos y luego calcular las porciones para decidir si es apropiado o no para nosotros.
  5. Finalmente, para saber aproximadamente cuántas calorías, sal, azúcar, grasas y proteínas consumir, revisar nuestro blog y los programas alimenticios tipos, los que nos entregan mayores de luces respecto a qué productos se ven mejor en las góndolas de los supermercados que en nuestro estómago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s