Pérdida de peso: el gran desafío

Vamos por paso. Perder peso es un trabajo arduo. Y quienes nos digan que es posible hacerlo en el corto plazo, sencillamente nos mienten. Perder peso es una tarea difícil, difícil si lo pensamos bajo la lógica de una “dieta”. Esa palabra no me gusta porque da a entender que es algo estacionario, pasajero. Perder peso sostenidamente y no volverlo a recuperar no es algo estacionario, pasajero. Se trata de cambiar el estilo de vida, es una decisión de la voluntad, es algo mucho más profundo que no se relaciona con la vanidad sino con una convicción de salud y bienestar.

Bueno, a lo concreto. A continuación le daré algunos tips que nos pueden ayudar en esta meta:
  • Comer cada cuatro horas
  • Comer de todo, pero en porciones.Para esto resulta útil pensar en la palma de nuestra mano para medir la cantidad de carne magra, pollo o pescado que necesitamos. Una taza de 200 cc (las pequeñas) es la cantidad que debemos ingerir de carbohidratos complejos (fideos, arroz, papas, legumbres); etc. En siguientes post revisaremos las porciones caso a caso, pero valgan estas recomendaciones generales como anticipo
  • Beber abundante agua (mineral, de la llave, bebidas light, infusiones o té de hierbas)
  • Hacer ejercicio regular. Idealmente más de tres veces a la semana un mínimo de media hora
  • General una rutina de alimentación, es decir, tratar de comer con horarios y generar un orden (desayuno, colación media mañana, almuerzo, colación media tarde u once, cena) Además resulta esencial comer en sentado en una mesa (nunca parado), darse su tiempo para masticar y tragar (no ocupar menos de 20 minutos), evitar distracciones como ver televisión cuando se come
  • Evitar las grasas. Moderar el consumo de aceite, preferir las carnes magras, evitar los embutidos, los quesos amarillos, la pastelería, el cerdo, las carnes rojas, el cordero y el helado
  • Moderar el consumo de sal. Casi todos los alimentos industriales la traen adicionada, por lo que no es necesario agregarla cuando preparamos los alimentos o al momento de servirlos a la mesa.
  • Evitar el consumo de azúcar. Preferir los edulcorantes. Aprender a disfrutar la fructosa (azúcar de la fruta) No agregar azúcar o edulcorantes a las frutas, aprendamos a comerlas y a reconocer sus sabores originales!!!
  • Moderar el consumo de alcohol. Recordemos que el alcohol también tiene calorías, y por lo general, hartas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s